El restaurante, situado a un km de la playa, ofrece una vista bellísima a las montañas, situado casi al aire libre, para apreciar todos los elementos de la naturaleza, incluyendo sonidos y colores. Numerosas especies de fauna silvestre y en particular tucanes, se pueden observar desde esta posición, sentados en la comodidad de nuestro Restaurante. Nuestra cocina es el resultado de un gran amor por la buena comida pugliese y napoletana, transmitido por “Mamma y Papá”: Anna Maria y Salvatore. El gusto por la cocina sana y mediterránea, así como la búsqueda de sabores frescos y auténticos, dan vida a un resultado culinario muy apreciado en esta zona. La pasta fresca preparada con técnicas tradicionales y las recetas familiares, combinan muy bien con los productos frescos y naturales de Costa Rica. La tagliatelle, los gnocchi, los cannelloni, y la lasaña, son algunos de los platos que nos distinguen, sin faltar en nuestro menú la buena carne local y el pescado fresco. Los distintos sabores de la tierra y el mar están bien representados con una amplia variedad de pizzas para todos los gustos. En el menú no podían faltar los postres, en especial el tiramisú, el pie de limón y un pan de españa cubierto con crema pastelera.

 

Comments are closed.